Del Compromiso de Hoy Depende Nuestro Mañana

“Nadie es demasiado pequeño para marcar la diferencia”. Con esta frase, Greta Thunberg fue nombrada Embajadora de Conciencia a modo de reconocimiento por parte de Amnistía Internacional. Y si lo sabrá ella, que con 17 años ha dado la vuelta al mundo con sus declaraciones punzantes que desafían a los grandes empresarios y políticos que lucran con la destrucción de nuestros ecosistemas.

Y gracias a Greta, durante el 2019 se han movilizado millones de personas de su misma edad en todo el planeta. Son jóvenes, muchos de ellos todavía no terminaron el secundario, y están diciéndole a los poderosos todas las verdades en la cara como nunca nadie lo había hecho antes.

O quizás sí. La realidad es que todo lo que se ha estado diciendo durante este año se viene diciendo hace mucho tiempo por cientos de científicos, activistas, representantes de pueblos originarios e incluso megaestrellas de cine como Leonardo DiCaprio, quien en su discurso luego de ganar el Oscar a mejor actor por su papel en “The Revenant” se dedicó específicamente a hablar sobre el Cambio Climático. Un momento en el cual billones de personas en todo el mundo estaban mirando y escuchando atentamente lo que DiCaprio tenía para decir, y aún así fue pasado por alto. Ninguno de ellos ha logrado poner al Cambio Climático en la agenda de la opinión pública global. La juventud este año por fin lo logró.

Pero ¿Por qué antes no y ahora sí? La realidad es que no todo se debe a los jóvenes y a su activa implicancia en el asunto. Si bien uno de los dos grandes sucesos del año en cuanto a la lucha contra el Cambio Climático fue la aparición de la joven Thumberg, el otro ha sido el incendio de la Selva Amazónica.

Una catástrofe ambiental que se prolongó por varios días (y que luego se supo fue algo intencional) puso el grito en el cielo por todos aquellos que venían luchando contra estas injusticias. Famosas personalidades del cine, del deporte y de la música acompañaron el reclamo desde las redes sociales, y toda la humanidad supo que “El Pulmón del Mundo” estaba en llamas, y la gravedad que eso suponía.

Estos dos sucesos lograron abrir los ojos de cientos de miles en todo el mundo, que si bien no los llevó a todos a manifestarse en las calles, si los llevó a modificar ciertos aspectos en su día a día, desde la separación de residuos hasta un cambio rotundo en su alimentación con una actitud  más amigable con el medio ambiente. Lo que es seguro es que si bien el Cambio Climático  vino pasando desapercibido durante muchos años, finalmente en 2019 está tomando el protagonismo e importancia que merece.

Ciudadanos de todo el mundo de todas las edades han tomado y están tomando conciencia de la gravedad de lo que estamos viviendo como humanidad. Es por eso que no podemos dejar que este entusiasmo y preocupación colectiva pase como una ola pasajera. Es fundamental para nuestro presente y futuro que nos involucremos no sólo informándonos y manifestándonos para exigir a las autoridades acciones urgentes para mitigar y revertir los daños causados, sino volviéndonos consumidores conscientes y actores responsables del mundo en el que queremos vivir.

Depende de todos nosotros que lo que se logró hasta ahora no solo continúe, sino que siga creciendo, y seamos cada vez más los que estamos dispuestos a vivir nuestro presente con responsabilidad, respeto y conciencia para poder tener un futuro sostenible.

Por Manuel Lacarra

Foto: Markus Spiske⁣